Nuestra cocina

La cocina peruana actual es inmensamente rica en productos y técnicas de preparación que van de Oriente a Occidente a través en un interesante mestizaje gastronómico que comenzó hace 500 años:

Antes de la llegada de los españoles la gastronomía se basaba en el consumo de productos autóctonos como la patata o el maíz,  pescados, carne de alpaca e incluso unos pequeños conejillos de indias, los cuyes. La llegada de los españoles supuso la primera influencia culinaria importante que dio lugar al primer mestizaje gastronómico. Los españoles llegaron con nuevos alimentos, como el aceite de oliva, el vino, el ajo, la cebolla y las especias, y nuevas técnicas para cocinar y conservar los alimentos. Con los españoles llegaron  esclavos africanos  y el mestizaje dio lugar a recetas como los tamales, el tacu-tacu o el anticucho, utilizando partes de los animales que antes no cocinaban, como los callos y otras vísceras.

Una de las influencias más importantes llegó a mediados del siglo XIX con la inmigración china. Muchos chinos de Cantón llegaron a la costa de Perú buscando un futuro mejor y cargados de nuevos productos como la soja, el jengibre y, sobre todo, el arroz. Nace entonces la cocina  que se llamó Chifa, fruto de la fusión de la cocina peruana con la china.

A principios del siglo XX, llegan a Perú inmigrantes japoneses para trabajar en la construcción del ferrocarril. Trajeron productos como el sake, las algas, el tofu o el mirin. Nació entonces la cocina Nikkei, fusión de cocina peruana y japonesa que continua sorprendiendo alrededor del mundo.