AygMadrid

Nos gusta la comida peruana

Leche de tigre

La leche de tigre, es la marinada picante a base de cítricos utilizada para curar el pescado en el clásico ceviche peruano.

Este néctar nace de la unión del fruto del mar peruano, con lo mejor de su tierra, el limón y el pescado fresco, unidos por pimientos picantes y hojas de cilantro fresco.

Leche de tigre

El aroma y el sabor de este cóctel marino se unen para elevar el ceviche a un nivel superior. Se trata de un cóctel muy particular, dado su intenso sabor, debido al concentrado de lima con pescado y otros condimentos potentes.

Se podría decir que el ceviche es una extensión de la leche de tigre. Como este líquido tenía un sabor tan intenso, los antiguos tuvieron la idea de hacer una taza llena de este jugo y disfrutarlo aún más. De esta manera no sólo tomarían unas cucharadas con el ceviche. Y como resultado, nació este cóctel.

Al principio sólo se bebía en los lugares más pobres, ya que es un plato muy barato, pues inicialmente sólo se añadían unos pocos trozos crujientes de sepia frita.

Y la gente de la zona lo fue convirtiendo en una especie de medicina popular para curar la resaca después de una noche loca gracias a la concentración de condimentos, sal y pescado. Tiene, después de todo, una alta concentración de fósforo y calcio que reviven el cuerpo. Por eso lo llaman levanta muertos.

También se considera un afrodisíaco. Beberlo aumenta la producción de testosterona y nos sentimos llenos de energía.

Su popularidad llegó a tal punto que llegó a encontrarse en todo el país, no sólo en carros de carretera, sino también en los restaurantes más caros de Lima. Ya no incluía los trozos de sepia frita, sino dados de pescado fresco, cebollas y algunos mariscos. De esta manera el plato se vuelve aún más sorprendente.

Y gracias al trabajo de muchos peruanos, este delicioso plato se puede degustar ahora en todos los continentes, ya sea en restaurantes, en camiones de comida, o en casa.

Ingredientes para 2 tazas

  • 240 ml de jugo de lima recién exprimido
  • 70 gr de pescado blanco firme, como merluza, lubina, o lenguado, limpio y sin espinas
  • 240 ml de caldo o fumet de pescado
  • 1⁄ 2 cebolla morada
  • 1 diente de ajo, cortados en rodajas
  • 1/2 apio
  • 1 cucharadita de jengibre fresco, finamente picado
  • 1 cucharadita de cilantro fresco, finamente picados
  • 1 cucharadita de pasta ají limo
  • 160 ml de agua fría + 80 gr de cubitos de hielo
  • 1 cucharadita de sal, o más al gusto

Instrucciones

Exprime las limas solo 2/3 de su capacidad, pues si apuras demasiado su sabor amargará. Es importante exprimir las limas justo en el momento de elaborar la receta, para que no pierda su fuerza ni acidez.

Limpia el pescado eliminando todas las espinas que veas y trocéalo. Coloca el pescado, junto con el zumo de lima y el fumet de pescado, en el recipiente de una batidora de mano. Así el ácido de las limas irá curando el pescado crudo.

Pica el apio y retira las hebras más duras. Pica la cebolla, el jengibre, y el cilantro también, y añádelo todo al recipiente con el pescado.

Agrega la pasta ají limo y el agua fría, y tritúralo todo hasta que la mezcla esté completamente licuada, unos 5 minutos. Añade la sal y los cubitos de hielo, vuelve a triturarlo hasta que estén bien combinados, 30-60 segundos más.

Cuela la mezcla a través de un colador de malla fina sobre un recipiente grande, reservando el líquido y desechando todos los sólidos.

Guarda la leche de tigre en un tarro hermético, en el frigorífico, hasta que esté listo para usar, hasta 1 día, o congélalo hasta por un mes. Descongélalo completamente y deja que enfríe antes de usar.

Notas

El hielo sirve para enfriar el plato, que se sirve frío, y además para equilibrar el ácido de las limas.