aygmadrid.com

Recetas paso a paso

Jalea de pescado

¡Sorprende a todos con la jalea de pescado! Un plato original que te sumerge en las profundidades del sabor marino y te sorprende con su textura inigualable.

Imagina presentarla como un entrante de lujo o como un acompañamiento que robe todas las miradas. La jalea de pescado es versatilidad pura y un acierto para cualquier ocasión.

Para los que adoran los sabores del mar, os recomiendo probar la auténtica receta de bacalao con tomate, un plato que trae recuerdos de casa. Y si buscas algo más atrevido, el ceviche peruano es una aventura de sabor que no te puedes perder.

¡Es tu momento de brillar con la jalea de pescado! Fácil de preparar y con un resultado espectacular, este plato está listo para convertirse en tu nueva especialidad. ¡Dale la bienvenida a tu menú y deja que el sabor hable por sí solo!

Por qué te encantará esta receta

  • Sabor único - Si crees que has probado todo en cuanto a pescado se refiere, espera a deleitarte con esta jalea. Su sabor te cautivará y su textura te dejará sin palabras. ¡Una verdadera revelación gastronómica! Y si quieres darle un toque aún más especial, añade unas gotas de limón antes de servir.
  • Tema de conversación - ¿Aburrido de las típicas recetas? Este plato es la chispa que encenderá los diálogos en la mesa. Te aseguro que nadie quedará indiferente ante esta exquisita rareza. Sirve sobre una cama de lechugas variadas para un contraste de texturas perfecto.
  • Alta cocina en tu hogar - Olvídate de reservas y largas esperas. Esta receta transformará tu comedor en un espacio de lujo. La presentación impecable de la jalea de pescado impresionará a todos tus invitados. Decora con unas ramitas de eneldo para un acabado de chef.

Los imprescindibles de la jalea de pescado

Para esta deliciosa receta, necesitarás los siguientes ingredientes esenciales: gelatina, cebolla, zanahoria, apio y perejil. Yo suelo elegir pescado fresco del día, porque realmente se nota en el sabor final, pero si tienes prisa, el pescado congelado también sirve. ¡Lo importante es que te animes a probar!

  • Pescado – El protagonista indiscutible. Puedes optar por un lomo de merluza o dorada, que quedan espectaculares.
  • Gelatina – Es el toque mágico que transforma en una delicia sólida. Si eres vegetariano, busca opciones de gelatina vegetal, ¡funcionan igual de bien!
  • Cebolla – Aporta ese saborcito casero que tanto nos gusta. Yo prefiero la cebolla blanca por su suavidad.
  • Zanahoria – Aporta color y dulzura al líquido. Escoge zanahorias firmes y naranjas intensas para un mejor resultado.
  • Apio – Un ingrediente que no puede faltar por su frescura y ese punto crujiente.
  • Perejil – Unas ramitas bastarán para darle ese aroma tan característico. Siempre fresco, por favor.

Con estos ingredientes, te aseguro que tu jalea será un éxito rotundo. ¡Manos a la obra!

Preparación del caldo de pescado

¡Vamos a preparar juntos el caldo de pescado que será la base de nuestra deliciosa jalea! Recuerdo cuando empecé a preparar esta receta, ¡nunca hubiese imaginado lo delicioso que podía resultar el caldo de pescado! A continuación, te explicamos cómo prepararlo paso a paso.

  1. Limpieza y cocción del pescado: Limpia bien el pescado, retirando las espinas y las vísceras. Luego, colócalo en una olla grande y cúbrelo con agua fría. Lleva a ebullición y cocina durante 10 minutos.
  2. Agregar las verduras y cocinar a fuego lento: Añade la cebolla, la zanahoria, el apio y el perejil al caldo. ¡Asegúrate de dejarlo cocinando a fuego lento para que todos los sabores se integren perfectamente!
  3. Colar y reservar el caldo: Una vez que el caldo haya cocinado durante 30 minutos, cuela los ingredientes sólidos y reserva el caldo para utilizarlo en la preparación de la gelatina. Si quieres un caldo aún más sabroso, déjalo reducir a la mitad antes de colarlo.

Si lo deseas, puedes añadir otros ingredientes a tu gusto, como una hoja de laurel o un poco de pimienta negra. ¡Disfruta de este delicioso caldo de pescado casero!

Preparación de la gelatina

¡Vamos a preparar juntos la gelatina de pescado que le dará a nuestra jalea esa textura única y deliciosa! Recuerdo cuando me enfrenté a esta tarea por primera vez, ¡me sentí un poco intimidado! Pero, ¡no te preocupes! Es más fácil de lo que parece y estoy aquí para guiarte paso a paso.

  1. Comenzamos disolviendo la gelatina en una parte del caldo. Yo suelo usar una cuchara para removerla hasta que queda completamente disuelta. Si tienes problemas para disolverla, puedes calentar el caldo ligeramente en el microondas, ¡pero ten cuidado de no hervirlo!
  2. Una vez que la gelatina esté completamente disuelta, mezclamos con el resto del caldo. Asegúrate de mezclar bien para que la gelatina se distribuya uniformemente en el caldo. Luego, dejamos enfriar la mezcla. Yo suelo dejarla enfriar durante unas horas en la nevera, ¡pero puedes acelerar el proceso colocándola en un baño de hielo!

¡Y eso es todo! Con estos sencillos pasos, habrás preparado la gelatina de pescado perfecta para tu jalea. ¡Buena suerte y que disfrutes de tu deliciosa creación!

Emplatado y presentación

¡Ahora que tu jalea de pescado está lista, es hora de presentarla como se merece! Sigue estos consejos para impresionar a tus invitados:

  • Elige el plato perfecto. Un plato amplio realzará la apariencia de tu jalea. ¡Ya verás cómo todos se fijan en ella!
  • Desmolda con cuidado. Para evitar que la jalea se rompa, sumerge el molde en agua caliente durante unos segundos antes de desmoldarla. ¡Así quedará perfecta!
  • Decora con creatividad. Agrega unas hojas de perejil fresco o unas rodajas de limón para darle un toque de color y sabor. También puedes añadir un poco de cebollino picado o unas semillas de sésamo tostadas. ¡Deja volar tu imaginación!

Receta

Jalea de pescado

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos

Una deliciosa receta de jalea de pescado que te transportará al mar en cada bocado.

Ingredientes

  • 500 g de pescado fresco (merluza o dorada)
  • 2 sobres de gelatina sin sabor (12 gramos cada uno)
  • 1 cebolla blanca
  • 2 zanahorias
  • 1 tallo de apio
  • Un puñado de perejil fresco
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones paso a paso

  • Limpia el pescado, retirando las espinas y las escamas. Reserva.
  • En una olla grande, cubre el pescado con agua y añade una pizca de sal. Lleva a ebullición y cocina a fuego lento durante 10 minutos.
  • Mientras se cocina el pescado, pica la cebolla, las zanahorias y el apio en trozos pequeños.
  • Retira el del caldo y resérvalo. Añade las verduras picadas y cocina a fuego lento durante 20 minutos.
  • Coloca una coladora sobre un recipiente y cuela para eliminar las verduras. Reserva 125 ml para disolver la gelatina.
  • Disuelve los sobres de gelatina en los 125 ml reservados, removiendo hasta que no queden grumos.
  • Añade la gelatina disuelta al resto y mezcla bien. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  • Vierte la mezcla en moldes individuales y deja enfriar en la nevera hasta que solidifique (aproximadamente 1 hora).
  • Desmolda los pescados y sirve con una guarnición de ensalada verde.

Notas:

  • Si prefieres una jalea más firme, puedes añadir un sobre adicional de gelatina.
  • Para una presentación más elegante, puedes desmoldar las jaleas sobre una cama de lechuga y decorar con rodajas de limón y ramitas de perejil.
  • La jalea se puede conservar en la nevera hasta 3 días.