aygmadrid.com

Recetas paso a paso

Ponche de almendras

Este ponche de almendras es simplemente delicioso, con su textura suave y cremosa y su sabor dulce y irresistible. ¡Perfecto para las fiestas, este ponche será la estrella de la fiesta y dejará a todos tus invitados pidiendo más!

Los imprescindibles del ponche

Para que nuestro ponche de almendras cobre vida con ese sabor tradicional que tanto nos gusta, vamos a necesitar unos ingredientes que son la clave de su encanto.

  • Almendras – Son esenciales en nuestro licor y deben ser de excelente calidad. Puedes escoger entre comprarlas ya tostadas o, si te animas, tostarlas tú mismo en casa para darles ese punto personal.
  • Azúcar – El dulzor que nos hace suspirar. Si te va lo más dulce, no te cortes y añade un poco más, pero si prefieres algo más sutil, reduce la cantidad a tu gusto.
  • Canela – No puede faltar ese toque especiado que nos transporta directamente a las fiestas navideñas. La canela es la magia en polvo que envuelve cada sorbo con su aroma cálido.
  • Limón – La ralladura de limón es ese guiño cítrico que hace bailar al paladar. Es el contrapunto ideal para la dulzura y el sabor intenso de las almendras.
  • Agua – El lienzo en blanco donde todos estos sabores maravillosos se unirán. Es la base que nos permite jugar con los demás ingredientes hasta alcanzar la perfección.

Preparación previa

Antes de elaborar el delicioso ponche de almendras, es necesario seguir ciertos pasos preliminares para asegurar el éxito de nuestra receta.

  • Tosta ellas en una sartén sin aceite a fuego medio hasta que adquieran un tono ligeramente dorado. Esto potenciará su sabor y textura. Asegúrate de moverlas constantemente para evitar que se quemen.
  • Ralla la piel del limón con cuidado para obtener sus aromáticas escamas. Este toque cítrico le conferirá al ponche un matiz único y delicioso. Recuerda no raspar la parte blanca de la piel, ya que puede resultar amarga.

Elaboración del almíbar

El almíbar es la base dulce que le da al ponche su sabor característico. Para prepararlo, vamos a necesitar azúcar, agua y canela. Aquí tienes algunos consejos a tener en cuenta para que la elaboración del almíbar sea todo un éxito:

  • Disuelve el azúcar completamente. Para que el almíbar tenga una textura suave y homogénea, es esencial disolver el azúcar completamente en el agua antes de añadir la canela.
  • Remueve constantemente. Al calentar la mezcla, es importante removerla constantemente para evitar que se queme y para ayudar a que se disuelva más rápidamente.
  • Vigila la textura. El almíbar está listo cuando ha adquirido una textura espesa y brillante. Si lo cocinas demasiado, puede volverse demasiado espeso y difícil de combinar con los demás ingredientes.

Cocción y triturado

¡Ahora vamos a cocinar y triturar para conseguir ese delicioso ponche de almendras! Sigue estos pasos cuidadosamente para obtener la textura perfecta.

  1. Coloca en una olla a fuego medio y cocina durante unos 10 minutos, o hasta que espese y adquiera una consistencia similar a la miel. Recuerda removerla de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo de la olla. Personalmente, me gusta usar una cuchara de madera para hacerlo, ya que no raya la olla.
  2. Retira la olla del fuego y deja que se enfríe durante unos minutos. Esto hará que sea más fácil de triturar y manejar. Además, el enfriamiento ayudará a que los sabores se desarrollen más plenamente.
  3. Una vez tibia, tritúrala hasta lograr una consistencia suave y uniforme. Puedes utilizar una batidora de mano o un robot de cocina para facilitar este proceso. ¡Verás cómo se convierte en una delicia cremosa! Si quieres asegurarte de que está perfectamente suave, puedes pasar la mezcla por un colador para eliminar cualquier grumo.

Receta

Ponche de almendras

Tiempo de preparación: 30 minutos

Un ponche de almendras tradicional y delicioso para disfrutar en las fiestas navideñas.

Ingredientes

  • 200 g de almendras crudas
  • 200 g de azúcar
  • 1 rama de canela
  • La piel rallada de 1 limón
  • 750 ml de agua

Instrucciones paso a paso

  • Comienza tostando las almendras en una sartén a fuego medio, removiendo constantemente para evitar que se quemen. Cuando estén doradas, retira del fuego y deja enfriar.
  • Mientras se enfrían, prepara el almíbar en un cazo grande. Agrega el azúcar, la canela y 500 ml de agua. Se lleva a ebullición y se cocina a fuego medio hasta que se disuelva por completo.
  • Una vez que las almendras estén frías, tritúralas en un procesador de alimentos hasta obtener un polvo grueso. Añade la piel rallada de limón y mezcla bien.
  • Incorpora las almendras trituradas y el limón rallado al almíbar hirviendo. Reduce el fuego a bajo y cocina durante 10 minutos, removiendo ocasionalmente.
  • Retira la rama de canela y tritura la mezcla hasta conseguir una consistencia suave y homogénea. Si está muy espesa, añade el resto del agua (250 ml) y remueve bien.
  • Deja enfriar el ponche a temperatura ambiente y luego refrigéralo durante al menos 2 horas antes de servir.

Notas:

  • Puedes servir el ponche de almendras en copas individuales y decorar con una rodaja de limón y una pizca de canela en polvo.
  • Si prefieres, puedes usar almendras tostadas en lugar de tostarlas.
  • El ponche se conserva en la nevera hasta 5 días.